Kinichi Suzuki

America Ya Company
Fukushima, Japón

“Estamos orgullosos de realizar nuestro trabajo de forma segura y sin
accidentes graves. Asimismo, las grúas Hiab nos han
ayudado con un funcionamiento correcto. Cuando puedo
cargar y descargar la carga con precisión me
siento feliz".

- Kinichi Suzuki

La tierra es húmeda y grandes charcos salpican todo el depósito de madera, en el distrito de Koriyama de la prefectura de Fukushima. Las nubes se deshacen y las temperaturas suben lentamente hasta los +28 ºC*/*. El escenario es impresionante. El depósito de madera está situado en una cantera, rodeada por el frondoso bosque japonés y en el depósito de madera todo está organizado con esmero, con las pilas de madera colocadas de forma inmaculada en líneas rectas y ordenadas según su tamaño y calidad. Entre los troncos, arañas de seda negra y amarilla han hilado minuciosamente sus grandes telas y esperan pacientemente la primera comida del día.

El Sr. Kinichi Suzuki, presidente de America Ya Company, ha llegado temprano, como de costumbre , vestido de manera impecable para otro día de trabajo junto a su equipo de 32 empleados. Acaba de recibir un nuevo camión y grúa que le ha entregado personalmente el Sr. Satoshi Endo, de Arm Loader, distribuidor de Hiab. El Sr. Endo repasa el camión y la grúa junto con el Sr. Suzuki y uno de sus empleados, para asegurarse de que todo funcione según lo previsto y de que todo esté en orden.

America Ya tiene 16 camiones de su propiedad, 8 de los cuales equipados con grúas LOGLIFT y HIAB. “Usamos grúas LOGLIFT y HIAB para nuestra empresa de manipulación y transporte de troncos de madera. Nuestros clientes cubren un amplio espectro”, afirma el Sr. Suzuki y continúa: “por ejemplo, vendemos madera de desechos reciclados a empresas de construcción. También transportamos madera por encargo de las autoridades locales. Compramos madera a las empresas privadas locales y producimos serrín, virutas de manera y demás que vendemos”.

Sucedió a su padre haciéndose cargo de la empresa American Ya años atrás.“America Ya se fundó hace 57 años. Sucedí a mi padre y me he dedicado a esta empresa durante 36 años, desde que tenía 18 ”. El Sr. Suzuki sigue explicando. Hacerse cargo del negocio de su padre no fue tan sencillo como uno pueda creer. Al principio, no era esto lo que el Sr. Suzuki quería hacer. Quería estudiar y hacer otras cosas, pero su padre insistió. Al final cambió de opinión y aceptó hacerse cargo de la empresa, viendo en ello un importante y apasionante reto y , desde entonces, no lo ha lamentado.

“Nuestro trabajo se ve muy afectado por el entorno natural. Nos encontramos con diversos tipos de situaciones durante nuestro trabajo en los distintos sitios en los que realizamos la manipulación de la madera. Con la ayuda de nuestras máquinas, podemos gestionar nuestro trabajo y hacer frente a todos los desafíos que nos encontramos. Este trabajo me pega mucho, me gusta mi trabajo”, afirma el Sr. Suzuki.

La empresa está situada en el distrito de Koriyama de la prefectura de Fukushima . La prefectura de Fukushima tiene una población de 1,9 millones de habitantes, y un 68% del área total está cubierta por bosques. No obstante, el clima empresarial es difícil. En general, la industria forestal japonesa está en declive. Aunque existe una gran demanda de manera en Japón, la competencia con la madera producida en el extranjero es extremadamente alta. Esto ha desembocado en una política gubernamental para aumentar el índice de autoabastecimiento de la madera japonesa. Tras algunos años, están apareciendo los primeros resultados y el índice de autoabastecimiento ha aumentado un 30% respecto a su peor caída, al  18%, de hace unos años. Tras el terrible desastre del terremoto y el tsunami y el accidente en la central nuclear de marzo de 2011, la demanda de recursos energéticos renovables alternativos ha crecido drásticamente y la construcción de nuevas centrales de energía por biomasa de madera da alas a un índice de autoabastecimiento en crecimiento constante. Otro reto de la industria forestal japonesa es el creciente envejecimiento de su mano de obra. El negocio forestal trabaja duro para atraer a jóvenes trabajadores, tanto hombres como mujeres.

Para el Sr. Suzuki estos son los retos con los que se encuentra de manera consciente. Resulta básico pensar en qué valores son importantes para tener una empresa sostenible. Tiene algunos valores clave que son especialmente importantes para él. Afirma que “nuestra política es la acción rápida. Creo que es importante adoptar a tiempo medidas que satisfagan las necesidades de los clientes”. Incluso ha pensado en la forma en que coopera con otras empresas. Además de los 32 empleados de America YA Company, la empresa también forma parte de la cooperativa del distrito de la madera Koriyima de la prefectura de Fukushima. La cooperativa da trabajo a 30 trabajadores externos más, lo que les permite centrarse en la prestación de un servicio tanto eficiente como puntual. La ventaja la formula mejor que nadie el propio Sr. Suzuki; “Esta es la razón por la que creo que recibimos pedidos de nuestros clientes”.

Sin embargo, también es importante para el Sr. Suzuki atraer a buenos trabajadores y conservarlos, dada su escasez. Dedica mucho tiempo y esfuerzo a ser un buen modelo, trabajando duro con sus compañeros , llevando la ropa de seguridad adecuada y manteniendo una buena apariencia. La seguridad a la hora de trabajar y un buen entorno de trabajo son importantes. O como él señala : “nos enorgullecemos de trabajar de forma segura y sin accidentes graves. También las grúas Hiab nos han ayudado a trabajar correctamente. Cuando puedo cargar y descargar la carga con orden y precisión, me siento feliz". Incluso señala que “lo más importante es la seguridad, al igual que la durabilidad”.

El Sr. Suzuki pone mucha honestidad a la hora de crear una buena empresa para sus clientes y sus empleados. Para él, ser un socio fiable con independencia de lo que nos depare el mundo es la esencia de una buena empresa. Incluso tiene esta esperanza puesta en sus socios empresariales.
“Hiab es el proveedor líder del mundo. Sé que su excelente rendimiento se ha afianzado en Europa. Al igual que los otros fabricantes de maquinarias especiales, Hiab es una empresa a gran escala, y tiene una capacidad de desarrollo,  que ofrece durabilidad a sus productos. También en una fase de competencia, Hiab ha sobrevivido con éxito a las dificultades del mercado. Por esa razón confío en Hiab”, concluye el Sr. Suzuki.

El modelo de grúa que posee Kinichi Suzuki es una JONSERED 115Z. Este ha sido reemplazado por el nuevo modelo LOGLIFT 125Z.

Haga clic aquí para obtener más información acerca del nuevo modelo de grúa.

Din sökning på "" gav träffar.

Searching

×